Día Internacional de los Archivos – 9 de junio –

De Archivos Privados, de Familia y Archiveros

«Los archivos custodian decisiones, actuaciones y memoria. Los archivos conservan un patrimonio único e irreemplazable que se transmite de generación en generación. Los documentos son gestionados en los archivos desde su origen para preservar su valor y su significado. Los documentos son fuentes fiables de información que garantizan la seguridad y la transparencia de las actuaciones administrativas. Juegan un papel esencial en el desarrollo de la sociedad contribuyendo a la constitución y salvaguarda de la memoria individual y colectiva. El libre acceso a los archivos enriquece nuestro conocimiento de la sociedad, promueve la democracia, protege los derechos de los ciudadanos y mejora la calidad de vida.»

Diversos y distintos son los valores y conceptos implícitos es esta definición de archivo y documentos que hizo en septiembre de 2010, el Consejo Internacional de Archivos, singularidad, transmisión, gestión, producción, origen, transparencia, memoria, identidad, protección…etc.

En la actualidad pese al conocimiento del que disponemos y la difusión en el ámbito de la gestión cultural, hablar de archivos es relacionarlo con la gestión pública, instituciones, desde los grandes archivos a los municipales, donde se conservan tanto los fondos producidos por los organismos públicos como fondos privados de diversa índole.

Sin embargo, existen instituciones privadas conscientes de los valores, antes reseñados, que no solo gestionan y conservan su fondo propio, si no que llevan a cabo proyectos archivísticos para atraer a sus instalaciones archivos privados, para su preservación, conservación, correcto tratamiento y difusión, tal es el caso del archivo de la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

Desde hace casi veinte años impulsa la recuperación de archivos familiares. En un principio de ámbito local, con el ánimo de recobrar la memoria del territorio donde se encuentra, debido a las lagunas documentales existentes, producidas en diferentes etapas históricas. Sin embargo, atendiendo al propio origen de la institución, una corporación nobiliaria, y a la actividad cultural que hoy desarrolla, fueron ampliándose los objetivos del proyecto, recuperar y conservar estas fuentes primarias para la investigación y el estudio de la nobleza, genealogía y heráldica. A la par que el desarrollo de las posibilidades de adaptar el trabajo archivístico a las nuevas tecnologías.

Noticia y apuntes de escrituras registrados en los protocolos de mi oficio de escribanía pública, que quedaron sin quemar por los serranos cuando entraron en la ciudad el día 12 de marzo de 1810, Sig.Leg. 283-C16, Fondo de Archivos Privados, archivo Familiar Avilés-Casco.

El proyecto  ha pasado de contar con dos archivos familiares locales en 2002, a un Fondo de Archivos Privados que lo integran 23 archivos y/o colecciones documentales: archivos familiares históricos y profesionales de la genealogía y heráldica de ámbito nacional, con unas fechas extremas que van desde 1340 a 1998 y un total de 1000 unidades de instalación.

Nos hemos transformado en una plataforma entre el propietario de documentos privados y el investigador. Garantizamos, por un lado, el acceso a la información y, por otro, la conservación, ya sea directamente en nuestras instalaciones o a través de proyectos de digitalización.

Fondos de Archivos Privados, Familiares y Profesionales en la RMR

Año / IngresoArchivoFechasVolumenDescripción / Acceso
2002 DonaciónArchivo familiar Calle1490 – 194652 cajasCatálogo en Web. En proceso de digitalización.
2003 DepósitoArchivo familiar Clavero1518 – 199636 cajasCatálogo en Web.
2003 CompraArchivo Genealógico Ramón ZabalaSiglo XVIII – siglo XX174 cajasCatálogo informatizado. Acceso restringido.
2005 DepósitoArchivo familiar Avilés-Casco1559 – 195632 cajasCatálogo en Web.
2008 DepositoArchivo familiar Dolagaray1528 – 19366 cajas.Catálogo en Web.
2009/10 DigitalizaciónArchivo Marquesado de Salvatierra1491 – 193760.709 imágenesEn tratamiento digital, proceso de revisión de catálogo. Acceso restringido.
2009/10 DepósitoArchivo Condado del Asalto1477 – 199186 cajasArchivo clasificado. Acceso restringido.
2009 DigitalizaciónColección de prensa local Rafael Aguilera1875 – 199913.388 imágenesAcceso en sala
2009 DigitalizaciónColección de prensa Gonzalo Huesa1937 – 1938194 imágenesCatálogo en Web.
2009 DepositoArchivo privado/profesional María Dolores Castilla1912 –  19503 cajasCatálogo en Web.
2010 DigitalizaciónArchivo familiar Carrillo de Mendoza1590 – 1876944 imágenesCatálogo accesible por Web, Descarga de imágenes.
2010 CompraArchivo privado del Sello Español1637-1899141 cajasPendiente de descripción
2011 DigitalizaciónArchivo Arrese Rojas, Marquesado de Villanueva del Castillo de Cauche1449 – 195740.718 imágenesCatálogo en Web. Imágenes descargables.
2011 DepósitoColección documental RichmondSiglo XIX4 cajasPendiente de descripción.
2011 DigitalizaciónArchivo profesional Ingeniero Carlos Lamiable1857 – 18881995 imágenesCatálogo en Web. Imágenes descargables.
2012 DepósitoArchivo Duquesa de Sanlúcar la Mayor y Duquesa de Villamanrique1345 – 199014 cajasCatálogo informatizado. Acceso restringido.
2012 DepósitoArchivo Marquesado de Valdecañas y Torremayor1497 – 195855 cajasCatálogo en Web.
2012 DepositoArchivo profesional Condado del Guadalhorce1895 – 199715 cajasCatálogo en Web.
2014 DepósitoArchivo profesional Isabel TurmoSin fechar. 2ª mitad siglo XX4 cajasPendiente de clasificación y descripción.
2017 DonaciónColección histórico documental Aguilera1484 – 193180 cajasCatálogo en revisión, accesible en sala.
2018 DonaciónArchivo Heráldico -Genealógico Sres. de Rujula1340 – 1947218 cajas, 300 libros Archivo en proceso de descripción y digitalización. Acceso según normas de Archivo.
2020 DigitalizaciónArchivo Familiar GilesSiglo XVI al XIX45 cajasEn proceso de digitalización.
2022 DonaciónArchivo Familiar RújulaSiglo XVII – XIX 20 cajasEn proceso de instalación y revisión de inventario.

Archivos Familiares

Nos centraremos en los archivos familiares o de familia, pese a que todavía hoy,  son poco conocidos, por el hecho de encontrarse en manos privadas, aquellos que se ponen al servicio público de la investigación suscitan interés por la cantidad y variedad de información que ofrecen. Son unos archivos diferentes, comparten características y valores con los públicos y otros privados, pero el hecho de haber sido producidos por la actividad de una familia, un linaje y personas individuales, actividad que, en general, no está sujeta a una normativa jurídico-administrativa, adquieren un significado diferente. Son el reflejo de la identidad de un grupo de personas unidas por diferentes lazos familiares, con un objetivo común la permanencia del linaje y la historia familiar.

De ahí que la producción de estos archivos suele presentarse vinculada a la administración de señoríos, mayorazgos y títulos nobiliarios. En no pocos casos, un archivo puede contener a otros, es decir, al archivo o fondo principal se le van agregando otros secundarios, debido a enlaces matrimoniales, herencias, pleitos, sucesión de títulos, posesión de bienes…etc., así, por ejemplo, en el archivo de la Condesa del Asalto aparecen aportes documentales a la línea principal familiar a través de matrimonios como el de la II condesa con Manuel Fco. Pinel Ladrón de Guevara o documentación de la casa del Marqués de Ceballos de las Dos Sicilias, por el enlace del III conde con María del Carmen Ceballos y otros enlaces posteriores que propician la entrada de documentos de la Casa del Marquesado de Echandía, del Barón de Casa Davalillo o el Barón de Cuatro Torres.

Minutarios del Archivo Heráldico Genealógico Rújula en la biblioteca de la Real Maestranza de Caballería de Ronda

En el archivo de la Maestranza identificamos diferentes productores de archivos familiares, aunque en la práctica, estos grupos sociales se fusionan. Por aludir a una clasificación serían: archivos de nobleza titulada como el Marquesado de Salvatierra, Marquesado de Valdecañas y Torremayor, Condesa del Asalto, Marquesado de Villanueva del Castillo…, archivos de familias de nobleza local y élites urbanas: Familia Clavero, Familia Avilés-Casco, Familia Carrillo de Mendoza o Dolagaray e incluso otros archivos, unidos a la práctica profesional, que pasa de generación en generación y pueden llegar a confundirse como de familia, caso del archivo de los cronistas de Reyes de Armas Rújula, del que se conservan los dos archivos, el profesional y el familiar, éste último donado este año 2022.

Estos archivos fueron conservados con la función principal de acreditar bienes, derechos adquiridos y privilegios, en definitiva, era el garante de un estatus social. A partir del siglo XIX, hechos históricos y nuevas legislaciones desembocaron en procesos como la desaparición de señoríos y mayorazgos (1811-1837), las desamortizaciones en el régimen liberal o la creación de los registros públicos de la propiedad (1861). De tal manera que estos fondos perdieron su razón de ser fiscal y jurídica, apareciendo un “montón de papeles” sin aparente función. No pocas familias supieron conservar este patrimonio, sobre todo, por el valor sentimental que representaba la historia familiar y distinción social, pasando a ser considerados como archivos históricos. Desbordando el ámbito familiar para formar parte de la historia y memoria de uno o varios territorios a la vez. Pese a que muchos de estos archivos se conservaron, no se tenía conciencia que los documentos fuesen un bien patrimonial e histórico, a diferencia de otros objetos artísticos, como cuadros, textiles….etc., nadie en su sano juicio dividiría éstos, sin embargo, los archivos privados han sido y son objeto de división entre herederos y propietarios, pese a todo, en España se ha conservado un porcentaje alto de archivos familiares.

En la actualidad las situaciones en las que pueden presentarse estos fondos son de las más diversas y variopintas, tanto en la preservación como en la conservación del contenido. La instalación de los fondos en casas privadas, no siempre es la más adecuada, ya que, se les suele reservar sótanos y cámaras altas, también existe el lado contrario. Y en cuanto al contenido, es posible topar con algún archivo en su totalidad, en general presentan lagunas, es habitual encontrar la venta de documentos sueltos por la red o en casas de subastas. Lo que es inusual es que hayan han conservado el orden original, a veces, el propietario, con buena intención, le dio una organización u orden diferente al original, lo cual es un problema para los archiveros.

Estado en el que podemos encontrar los archivo privados familiares

Este es un punto importante para la organización de un archivo, lo recomendable, según la archivística actual, es disponer de antiguos inventarios y examinarlos a fondo, ya que son una herramienta fundamental para poder recomponer la organización primigenia de los archivos. Estos empiezan a elaborarse a partir de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

Abecedario de todos lo papeles e instrumentos pertenecientes a D. Francisco Pinel Ladrón de Guevara, Caballero de la Orden de Santiagoo Comendador de ella, Corregidor de Valladolid, hecho por Fco. Rubio Verriz en 1751, Fondo Archivos Privados Archivo Condesa del Asalto, digitgal.

En paralelo, el trabajo con los archivos familiares requiere una preparación, el archivero no puede abordar su organización sin tener una idea clara del contexto histórico y familiar en el que se producen, que le llevará a un amplio conocimiento genealógico. Es necesario investigar y obtener datos genealógicos de los propios documentos e incluso de otros fondos[i]. En el caso de archivos familiares, será importante revisar los documentos relacionados con la posesión y transmisión de bienes, también podremos encontrar cuadernos de historias de la familia, realizadas por un miembro de ésta o por la persona encargada de la administración y “arreglo de los papeles”.

Inventario alfabético del archivo de D. Vicente Joaquín Osorio de Moscoso y Guzmán el Bueno Fernández de Córdoba Folch de Cardona Hurtado de Mendoza, Marqués de Astorga y Conde de Altamira y Lodosa, 1794, Sig. BlqXVIII-Pl5, Fondos de Archivos Privados, Archivo Ruiz de Arana

Archiveros

El papel desempeñado por el antiguo oficio de archivero estaba encaminado a la administración y gestión de un patrimonio, así se desprende del manual de Troche y Zúñiga[ii], una de las pocas guías existentes en esta época (1828 y 1835). En estos años la organización de los archivos y la elaboración de inventarios, lo que hoy conocemos como instrumentos de descripción, es consecuencia de una acumulación de documentos de décadas anteriores y una mayor complejidad en los procesos burocráticos, administrativos y fiscales, “inventariar era “poner por orden en escrito los bienes, hacienda, papeles u otra cosa con autoridad del superior[iii]”.

Los inventarios se configuran como un elemento esencial y práctico para la gestión y ahorro de tiempo, muchos de ellos denotan su importancia a través de ricas encuadernaciones y elementos ornamentales en sus portadas.

Traslado del inventario de papeles que el excmo. sr. Duque de Sessa y Baena, Gran Almirante de Nápoles, mi señor, tiene en el archivo y el castillo y casa fuerte que su Ecxa tiene en su villa de Baena, pertenecientes a la grandeza de su casa, estados y mayorazgos, en Granada a 23 de mayo de 1746 por Francisco Lorenzo, Sig. Legajo 542-C1, Fondo de Archivos Privados, Archivo Ruiz de Arana.

En el mismo manual se habla del archivero y el objeto de su trabajo, ”Las clases de Archiveros pueden reducirse á dos: unos que lo tienen por oficio y égercen exclusivamente esta profesion, y otros que lo egecutan por afición solo para manejar sus casas y tener esacto conocimiento de ellas, arreglando por sí mismos sus archivos, como los hacendados de mediana fortuna y otros que tienen bienes, derechos que conservar y aclarar :estos aunque no posean muy bien la anticuaria ni estén instruidos en lenguas, pueden arreglar sus archivos valiéndose para la lectura y traducción de los instrumentos que se les resistan de un latino ó anticuario que se los copie y traduzca en lengua castellana”.

El antiguo archivero de oficio debía ser una persona instruida, en lo que el texto denomina anticuaria, es decir, conocimientos históricos, paleográficos, latín y manejarse con soltura en el uso de las leyes y jurisdicción de tribunales, así como temas fiscales. En las ordenanzas de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, en su art. 6 se refiere al oficio y labor del archivero, que debía ser un caballero maestrante:

En palabras de Borja Aguinagalde “…el oficio de archivero y la situación del Patrimonio Documental han evolucionado de manera muy significativa. En algunos aspectos, el ‘viejo oficio’ es hoy día casi irreconocible, ya es otra cosa, y parece mentira qué poco se reflexiona sobre una profesión… No es de extrañar que organizar y describir un fondo de archivo histórico se haya convertido ya en una actividad residual y casi irrelevante…[iv]”.

La evolución y cambio de esta antigua profesión, ha ido a la par que el desarrollo tecnológico, ocupando éste gran parte del trabajo diario. Actualmente las necesidades de las instituciones, sean públicas o privadas, la aparición de nuevas tareas profesionales que asumen los archiveros como propias, los retos digitales y las nuevas formas de gestión y difusión de la información, nos obligan a dominar o como mínimo entender, de cuestiones informáticas, servidores, redes sociales, comunicación, digitalización, técnicas fotográficas, organización de actividades culturales y así un largo etcétera, que se aleja o resta tiempo a las primitivas funciones de este oficio.

Hoy 9 de junio Día Internacional de los Archivos, es el día adecuado para llamar la atención sobre la importante labor de los archivos y sus profesionales, en especial, el sector privado. Apelar a todos aquellos propietarios de archivos privados, que en la actualidad tienen unas excelentes opciones, públicas y privadas, para mejorar el estado de sus archivos, para que se puedan gestionar adecuadamente y se pongan al servicio de la investigación y pueda conocerse la historia inmemorial de sus familias.


Dibujo con la recreación del armario archivero y clasificación de los legajos de la Casa Arrese, Marquese de Castillo de Villanueva de Cauche en el Libro de genealogía de Martín Manuel de Arrese Bernuy, 1698, Sig.Leg.23-doc.16 Fondo digital de Archivos Privados, Archivo Arrrese-Rojas, Marquesado de Villanueva del Castillo.

[i] : Ver «La Genealogía y el cruzamiento de fuentes como herramientas para el estudio de los mercaderes en la Edad Moderna», por el profesor Rafael Girón Pascual https://www.youtube.com/watch?v=abiwKfPyFz8

[ii] Troche y Zúñiga, Froilán. “El archivo cronológico-topográfico, arte de archiveros”, 1830.

[iii]García Ruipérez, Mariano. “La Descripción Documental en España y sus Instrumentos. De los inventarios medievales a los metadatos del documentos electrónico”. Ed. Univ. Castilla La Mancha, Cuenca, 2021.

[iv]Aguinagalde Olaizola, Francisco de Borja. “Archivos de Familia y Archivos domésticos Treinta años de experiencias,  “Os Arquivos Pessoais e Familiares. Da representação da Informação, acesso”, Seminario organizado el 1 de junio de 2013 en su sede por Fundaçao da Casa de Mateus.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s